Economía Azul: aprendiendo de la Naturaleza.

Cada vez se hace más evidente la necesidad de nuevas ideas para superar los serios desafíos que nos plantea la sostenibilidad/sustentabilidad. En 2017 se publicó una edición revisada del libro la Economía Azul  de Gunter Pauli. Se trata de Economía Azul versión 2.0, una ampliación del informe entregado al Club de Roma el cual compendia 200 casos que demuestran los beneficios que genera el imitar la sabiduría acumulada por la naturaleza durante miles de años.

En opinión del autor, esta perspectiva ofrece a la sociedad la oportunidad de cambiar la visión de carencia por otra de abundancia, al generarse riqueza y bienestar mediante la aplicación una serie de principios esenciales que buscan dar respuesta  a los retos globales, generando múltiples beneficios económicos, sociales y ambientales.

Los principios fundamentales de la Economía Azul para dar respuesta a esos retos son muy interesantes y tienen puntos en común con los principios de la Economía Circular, de allí que sus planteamientos sean tratados como antecedentes de ésta última:

  • Las soluciones se basan sobre todo en las leyes de física. Los factores decisivos son la presión y la temperatura.
  • Sustituir “algo” por “nada” – Se debe reflexionar si realmente cada recurso eutilizado s indispensable para ese proceso productivo.
  • En la naturaleza los nutrientes, materiales y energía siempre se reutilizan – Los desechos no existen. Cada subproducto es la base para un nuevo producto.
  • La naturaleza evolucionó desde pocas especies hacia una rica biodiversidad. Riqueza significa diversidad. La estandarización industrial es todo lo contrario.
  • La naturaleza ofrece espacio para que surjan empresarios que hacen más con menos. La naturaleza es contraria al monopolio.
  • La gravedad es la principal fuente de energía mientras que la energía solar es la segunda fuente renovable.
  • El agua es el principal disolvente (en lugar de usar catalizadores químicos, complejos y tóxicos).
  • En la naturaleza lo constante es el cambio. Las innovaciones tienen lugar en cada momento.
  • La naturaleza sólo trabaja con lo que está disponible localmente. Los negocios sostenibles/sustentables no sólo expresa respeto por los recursos locales sino también por la cultura y las tradiciones.
  • La naturaleza responde a las necesidades básicas y evoluciona desde la suficiencia a la abundancia. Por el contrario, el modelo económico actual se basa en la escasez  como punto de partida para la producción y el consumo.
  • Los sistemas naturales no son lineales.
  • En la naturaleza todo es biodegradable, es sólo cuestión de tiempo.
  • En los sistemas naturales todo está conectado y evoluciona hacia  la simbiosis.
  • En la naturaleza el agua, el aire, la tierra son bienes comunes, de libre acceso y abundantes.
  • En la Naturaleza un proceso genera múltiples beneficios.
  • Los sistemas naturales comparten riesgos. Cada riesgo genera innovaciones.
  • La naturaleza es eficiente; por ello los negocios sostenibles/sustentables maximizan los materiales y la energía disponible reduciendo así la unidad de precio para el consumidor.
  • La naturaleza busca el punto óptimo para todos las partes  involucradas.
  • En la naturaleza los negativos se convierten en positivos, los problemas son oportunidades.
  • La naturaleza persigue las  economías de gama y una innovación natural implica  múltiples beneficios para todos.

La aplicación de estos principios ha permitido provechosas experiencias que se detallan en la sección de innovaciones  de la página web del libro.  Allí se encuentran registrados 200 casos de economía azul, en los que se aprecia cómo se han obtenido productos de gran valor con lo que tradicionalmente se considera un residuo o un subproducto, así como también otros en los que se aprecia cómo se puede eliminar un producto de un proceso utilizando las leyes de la física.

A continuación pueden ver el vídeo de la Economía Azul en el que se explican sus planteamientos con algunos ejempos

blue economy video

Existe un mundo de posibilidades para replantearse los procesos productivos que actualmente se llevan a cabo, innovando sobre la base de los principios antes descritos y con la posibilidad de generar no sólo beneficios económicos sino también sociales y ambientales. Tal vez alguno de esos casos te sirva para inspirarte.

Me encantaría conocer tu opinión.